Boca de Uchire y su fantástico Istmo Caribe

febrero 24, 2016


Boca de Uchire es la localidad conocida como la puerta de entrada al oriente de Venezuela, es lo primero que encontramos al ingresar a Anzoátegui cuando se viene  de su estado vecino, Miranda. Desde este pueblo se extiende una inmensa franja de arena de más de 23 kilómetros de largo y rodeada de agua, por el norte con el mar Caribe y al sur con la Laguna de Unare. Este espacio de tierra alargado y estrecho se denomina Istmo Caribe.
Texto y fotos: Eduardo Monzón 

Paraíso solitario
Boca de Uchire

Lo primero que te conquista de Boca de Uchire es su playa, larguísima y que realmente parece que no se acaba nunca. El espacio es inmenso, con el  cielo abierto de par en par  y  una extensión de arena muy amplia con cientos de cocoteros, que le dan al paisaje una personalidad absolutamente tropical.


La imponente playa de 23 kilómetros  es de aguas no tan claras debido al movimiento de la arena con el constante oleaje del mar abierto, pero se trata, sin duda, de agua limpia, de temperatura cálida y de un paisaje singularmente especial. El color marrón del oleaje puede intensificarse o desvanecerse dependiendo de la hora, pero el mar se vuelve especialmente bonito al iniciar la mañana y al final del día, con atardeceres para recordar toda la vida.

Boca de Uchire

Otro encanto importante es la soledad de esta zona, no son playas que se llenan de visitantes, ni siquiera en temporadas altas y eso es un lujo incomparable para los que preferimos disfrutar el mar en silencio y tranquilidad. Es un lugar ideal para descansar con brisa marina y meditar con largas caminatas frente a la costa.

Laguna de Unare


Venezuela es el 6to país del mundo con la mayor diversidad de especies de aves, esto se hace notorio en la Laguna de Unare, el otro ícono de Boca de Uchire. Esta laguna tiene unas 4.700 hectáreas navegables, su paisaje es asombroso y se disfruta desde la carretera que atraviesa el istmo.




Es un lugar privilegiado para la observación de aves, aseguran los expertos que pueden encontrarse unas 180 especies, ya que es una parada importante en los movimientos migratorios de las aves, así que es común observar a muchas de diversos tamaños y colores.

Un sueño en la calle 8


Marianela Briceño, conocida simplemente como Nela, un día soñó con construir su casa de playa en Boca de Uchire. Al regresar de Brasil, donde estudió turismo, compró un terreno y comenzó a levantar la casa de sus sueños, que con el pasar del tiempo y algunas señales del destino se convirtió en Posada Sonho Meu.


El resultado no ha podido ser mejor, es un lugar con todo lo que quieres encontrar en un destino al que viajes: atención cercana y amable, espacios agradables y buena comida. Las áreas de la posada son la mezcla perfecta entre el caribe venezolano y la alegría brasilera, con muchas plantas y flores por todos lados. Algunos recovecos destacan, como el “Rincón del amor”, una terraza romántica y exclusiva.




Por las noches Sonho Meu se convierte en espacio lounge, con luces verdes y azules que hacen juego con la vegetación y el jacuzzi, ubicado en el jardín central. El ambiente es amenizado con música al estilo bossa nova y el momento se hace ideal para disfrutar de las icónicas caipirinhas, la bebida emblemática del lugar.


La sede central de la posada cuenta con dos áreas,  11 habitaciones, espacios para comer y una gran piscina con forma de guitarra, homenajeando la esencia musical y carioca que Nela le ha impreso a todo. Las habitaciones cuentan con baños, cómodas camas y aire acondicionado.


El Sol de las Botellas es el nombre de una casa del otro lado de la calle, que fue adquirida por Sonho Meu y convertida en una extensión de la posada, con 9 habitaciones más y un patio central muy bonito. Parece ser el lugar idóneo para unas grandes vacaciones familiares.





Pero la calle 8 de Marylago, donde se encuentra Sonho Meu, tiene algo especial: la huella que dejó el poeta  Douglas Gutiérrez,  constructor y dueño original de El Sol de las Botellas, que también participó en la edificación de varias casas de la zona y sin duda marcó una tendencia que  influenció en la construcción de otras viviendas y posadas del lugar, que muestran en sus fachadas lo que Elizabeth Kline definió como un “estilo rústico con lujo venezolano”.


A diferencia de casi todas las posadas de la zona, Sonho Meu no tiene salida directa al mar, pero esto, más que una desventaja, se convierte en un grato placer, al caminar una media cuadra para llegar a la playa se disfruta del estilo arquitectónico del poeta Gutiérrez.


Al final de la calle se atraviesa este romántico portal cubierto de trinitarias


Luego se pasa por este cálido sendero caribeño


Y al final está la playa, infinita y tranquila.


 En la playa hay varias churuatas propiedad de la posada, que son acondicionadas para los huéspedes con sillas mesas y hamacas. También tienen la opción de llevarles el almuerzo hasta la playa, la oferta gastronómica es atractiva, mezcla lo mejor de la cocina caribeña venezolana con un toque brasilero.




Nela es el alma de Sonho Meu, es una persona con la que puedes conversar mirando a los ojos y saber que estás frente a alguien auténtico. Todos los huéspedes comparten con ella durante el día y por las noches disfrutan de sus shows, ya que también es cantante y tiene un disco que vende para contribuir con una causa a favor de los animales de la zona. Ya planea grabar su segundo álbum.


Fiesta en la playa

Kacikiare Inn es una posada para gente que quiere desconectarse de la rutina,  celebrar y pasarla bien, por eso ofrecen a los visitantes un ambiente festivo y alegre con música latina en el área de piscina, que se conecta directamente con la playa.


Se trata de una posada joven que tienen un año funcionando con mucho éxito. Sus instalaciones son sencillas pero lucen nuevas y muy bien mantenidas. Consta de un amplio pasillo central con 6 cabañas a cada lado, algunas para dos personas y otras para tres. Cuentan con camas recién estrenadas, aire acondicionado y baños perfectamente  impecables.



La piscina se lleva toda la atención, es pequeña pero muy vistosa, con el restaurant por un lado y baños y duchas por el otro.  De la piscina se pasa directamente a la playa, donde hay un inmenso caney de dos pisos. Más adelante hay dos churuatas  pequeñas con mesas, ideales para comer al aire libre frente al mar.





En la gran franja de arena, muy amplia como en todo el istmo, disponen de sillas de extensión playeras que colocan bajo dos cocoteros que dan sombra, es el espacio perfecto para disfrutar de un buen libro o dormir un rato en medio de la calma y la brisa marina.



El servicio del restaurant es bueno, se esmeran en servir platos de calidad con  muy buen sabor y presencia, pensando en que la comida entra primero por los ojos.




Los dueños de la posada al parecer están  poco tiempo  presentes, pero el encargado es amable y siempre atento con los huéspedes, procurando que todos la pasen bien.


Esta posada es mucho más cerca del pueblo de Boca de Uchire, están frente a un área abierta de la Laguna de Unare y se puede caminar por el borde de la carretera para disfrutar del paisaje y las numerosas aves. A las 9 de la noche apagan la música que mantiene la fiesta encendida durante el día y se descansa plácidamente.



Sin duda alguna, Boca de Uchire es un destino turístico con mucho que ofrecer.

Para planificar su viaje:

Posada Sonho Meu
0426-8198018
0414-2102255
www.posadasonhomeu.com
@posadasonhomeu

kacikiare Inn
0212-4219855
0414-2255455
kacikiareinn.ventas@gmail.com
@kacikiareinn



Posdata: amigos mochileros, campistas y aventureros, me pareció que Boca de Uchire es ideal para acampar, no vi a nadie en ese plan pero yo lo haría. Solo hay que buscar un espacio en donde no se moleste a ningún vecino ni posadero, ya que casi todos tienen su patio junto a la playa. La zona en general me pareció bastante segura. No hay transporte público que transite por el istmo, la mejor forma de moverse es en mototaxi, en el pueblo de Boca de Uchire abundan. Hagan todas sus compras antes.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. Waoooo Eduardo.. Me gusto la combinación narración-imagen.. Esta gente tiene oro en sus manos... Y tu con tu estilo al promocionar el turismo venezolano, ¡también!

    ResponderEliminar
  2. Quedó muy lindo, que bueno que pudiste disfrutar ese viaje. me da mucho gusto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti descubrí este pedacito de Caribe! Un abrazo

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.

Facebook